Cartel del Centenario de Lorca

ABC Cultura
4 Junio 1998

ZMercedes Carbonell se autorretrata en el cartel elegido por la Junta para el centenario de Lorca.
La pintora se presenta a sí misma evocando el martirio de San Sebastián, entre el éxtasis y el dolor, como concibe al escritor granadino.
Sevilla. Juan Luis Pavón
Lorca es mujer en el cartel del centenario de su nacimiento. La pintora gaditana Mercedes Carbonell, ganadora de penúltima edición del Premio Focus, ha sido elegida para crear esa imagen institucional, y como ella siempre se refleja en sus obras, decidió ser ella misma Lorca, utilizando el símbolo del martirio de San Sebastián para jugar con la ambigüedad del éxtasis y del dolor y para evocar a las mujeres lorquianas.
Hermana del popular Pablo Carbonell (“Caiga quien caiga” y prima de la actriz Aitana Sánchez-Gijón, que da vida en el cina a la “Yerma” lorquiana, Mercedes Carbonell recibió el pasado año una beca de la Consejería de Cultura, “solamente un millón para unas sola beca, es lamentable en un tierra como Andalucía con tanta pintura latente”, señala. Ha ganado el concurso restringido planteado por la Empresa Pública de Gestión Cultural de la Junta para el cartel que represente el centenario de Lorca, y el próximo año tendrá una exposición individual en la sede del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo.
Ha creado un óleo sobre lienzo que se ha convertido en cartel con la ayuda de la diseñadora publicitaria María José Torres―Ternero. El título lo dice todo: “Mercedes Carbonell no será Lorca pero Lorca es Carbonell”.
Ni corta ni perezosa, dice que “se trata de una obra en la que me represento a mi misma con el éxtasis y el dolor reflejados en las imágenes del martirio de San Sebastián, que es n poco el símbolo de los homosexuales porque no se sabe si está sufriendo o gozando. Pero en vez de una flecha llevo una plumilla porque las grandes mujeres de las obras de Lorca parece que se escriben cartas a sí mismas, pues luchan contra un destino fatal e inexorable. Como los personajes femeninos que describe (Yerma, Bernarda Alba, Mariana Pineda…) son víctimas del tiempo que les tocó vivir, decidí poner una figura de mujer como imagen del centenario”. Añade que “tal como San Sebastián fue mártir de su tiempo, podemos encontrar a Lorca, que también lo fue”.
A su juicio, “la imagen puede parecer muy radical pro también es muy humana, muy calentita. Lorca tenía esas dos facetas, el gusto popular y el afán de experimentar con cosas nuevas”.
La pregunta es obvia, qué le ha llevado a plantearse como imagen del Año Lorca. “Llevamos viendo la cara de Lorca todo el año y tampoco es plan de que le gente le coja manía en su centenario”. Añade la pintora: Soy andaluza y soy morena. Y menos mal. Si hubiera sido rubia, tendría que haberme teñido de negro el pelo para hacerme el cuadro. Menuda complicación. Con lo malos que son los tintes”.